Martes, 15 de Octubre 2019 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

MÁS MUERTES EN EL HISTORIAL
Roque Gauto y la conexión con el asesinato del policía en Diarco

Roque Gauto se negó a declarar ante el  Juez Segovia en el mediodía de hoy. Su abogado defensor Julio Fernández es el mismo que patrocinó a "Pani", Empanada" y "Peladito",  los involucrados en el asesinato  del sargento primero Kasibrodiuk en el asalto al supermercado Diarco y liberados por deficiencias en el procedimiento por la jueza Laura Varela.

El aserradero del padre de Gauto y donde tiene su domicilio legal, curiosamente está ubicado frente al Supermercado Diarco.

El abogado de Gauto, Julio Fernández, informó que en la mañana de este viernes fue trasladado al Juzgado de Instrucción Nº 2 de Juan Manuel Segovia, donde se le dio a conocer los cargos de la acusación. También estuvieron presentes el fiscal Passetto y el abogado de la querella Leguizamón. Se dio lectura al expediente que ya tiene tres cuerpos.

“Gauto se abstuvo de declarar”, dijo el abogado y agregó: “El cargo que se le imputa es homicidio y tentativa de homicillo agravado. Vamos a pedir copias y a hacer un estudio minucioso del expediente”. Además adelantó que el acusado podría declarar los primeros días de agosto.

Roque Damián Nicolás Gauto Garbía, de 26 años, se abstuvo de declarar en la causa que se investiga el asalto al distribuidor de cosméticos Marcelo Silva. El joven fue capturado en las últimas horas de la noche del sábado 23 de julio, en un barrio de la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza tras mantenerse prófugo durante 86 días.

Gauto está acusado de participar, junto con Nadia Pértile (26), su pareja que está presa, en el asalto a mano armada a Marcelo Silva (38), representante en la zona de Violetta Fabiani Cosméticos. En el ataque, Marcelo recibió un disparo en la cabeza quedando gravemente herido, en tanto que su hija María Florencia (18) fue alcanzada por dos disparos, que le provocaron la muerte horas después.

El caso del asalto a Diarco y la liberación de los delincuentes

El abogado defensor de Roque Gauto Garbia es el doctor Julio  Fernández,  penalista patrocinador de reconocidos personajes vinculados al hampa correntino.

Tres de los sujetos acusados de ejecutar de 9 tiros al sargento primero Eduardo Gustavo Kasibrodiuk (38), la tarde del 25 de enero de 2010, durante un frustrado intento de asalto a un supermercado mayorista de la capital correntina, fueron dejados en libertad por orden judicial.  La orden judicial de liberar a los detenidos, habría sido impartida por la juez de instrucción Nº 5 Laura Beatriz Varela, quien entiende en la causa.

Los beneficiados con la misma fueron Pablo Sebastián Ríos, más conocido con el mote de “Pani”, su hermano Carlos de Jesús Ríos, alias “Empanada” y Sergio Adrian Sosa, alias “Peladito”, todos ellos señalados por los testigos como los que habrían fusilado a Kasibrodiuk, cuando ya estaba de rodillas herido de muerte.

Como era de esperarse, la noticia cayó “como baldaso de agua fría” no sólo entre las filas policiales, sino también entre los mismos familiares y quienes tuvieron a su cargo la investigación del caso.

Los hermanos Ríos habrían sido identificado por varios de los testigos presenciales del crimen como quienes “ejecutaron al policía antes de darse a la fuga. Uno de ellos le disparó por lo menos tres tiros”, indicaron voceros del caso.

De hecho, la captura de uno de los tres liberados en este caso no fue para nada facil, los investigadores demoraron casi 9 meses en poder reunir todas las pruebas y capturar a los responsables del brutal homicidio del policía.

“Cuando fueron a detener a “Pani” Ríos, éste los recibió a balazos. Uno de los policías casi recibe un disparo en la cabeza, hasta que finalmente el delincuente se entregó, luego de refugiarse en la casa de un familiar”, indicaron voceros policiales.

El oficio había sido enviado a la Unidad Penitenciaria Nº 6 donde se encuentran alojados los 7 integrantes de la presunta banda que dio muerte al sargento primero Eduardo Gustavo Kasibrodiuk. Extrañamente, el beneficio de la libertad le llega a los tres últimos detenidos, dos de los cuales están directamente señalados por los testigos como los ejecutores del funcionario policial.

Cabe señalar, que por este mismo homicidio todavía continúan detenidos, Abraham “Pilón” Barrios, su hermanastro Rodolfo “Picú” Martínez, Darío “Cigüeña” Frías y Marcos Lugo. Todos los acusados cuentan con antecedentes penales y figuraban en los registros policiales.

El asalto que terminó con la muerte de Kasibrodiuk se produjo el 25 de enero de 2010 a las 18, en las instalaciones que la firma “Diarco” posee en Ruta Nacional 12, a unos 200 metros del acceso a la avenida Cazadores Correntinos, en la zona Sureste de la ciudad.

Un grupo integrado por al menos seis hombres a cara descubierta, algunos con lentes oscuros, llegaron en tres motocicletas que estacionaron cerca de unas rejas, en el playón de carga y descarga de mercaderías.

Apenas traspusieron el portón de acceso al salón de ventas, dos de los sujetos se encontraron con el policía que estaba contratado para hacer un servicio de vigilancia. Al parecer, Kasibrodiuk notó que esos hombres portaban armas de grueso calibre y tenían intenciones de robo. El policía se acercó a los sospechosos y paso seguido comenzó un forcejeo e intercambio de disparos.

A raíz del tiroteo el efectivo, que no contaba con el chaleco antibalas, cayó al suelo con tres impactos en el pecho, en la zona lumbar y otro proyectil que le atravesó el brazo y hombro derecho. Después recibió otros balazos más. Su muerte ocurrió en el acto, mientras sus asesinos fugaban en todas direcciones