Martes, 22 de Enero 2019 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

LUTO
A 22 años: el recuerdo eterno, a nuestros cantores del alma

La tragedia enlutó al chamamé hace 22 años y dejó una herida profunda que año a año, recuerda que algunas ausencias nunca dejan de doler. En la calurosa siesta del 8 de septiembre de 1989, el río Paraná –frente a Bella Vista– se llevó aguas abajo la vida, los sueños, la calidad musical y la calidez humana de Alberto Chango Paniagua, Daniel Yacaré Aguirre, Zitto Segovia, Johnny Behr y Joaquín y Michel Sheridan. También las de los dos choferes del colectivo que trasladaba a los artistas.  

Esa noche, ellos debían presentar en esa ciudad en un espectáculo ideado para ser llevado a Niza (Francia). Pero ese ansiado viaje nunca se concretó por diversas razones, económicas en especial.

La obra musical preparada poseía una gran calidad, digna de ese escenario, pero solo fue presentada en el capitalino Teatro Oficial Juan de Vera y algún que otro espacio del interior provincial.
 
Barrancas abajo
Bella Vista era precisamente uno de los sitios que formaba parte del itinerario. Según cuentan los sobrevivientes, minutos antes de la tragedia habían dejado en casa de sus abuelos a dos de los hijos de Ricardo Scófano. La parada siguiente era en una radio local, donde serían entrevistados. Pero, nunca llegaron.

Nadie podía dar crédito a lo que en principio fue un rumor y después se convirtió en una triste noticia. Ellos no se podían morir. Ellos eran promesas de futuro en tiempo presente y a los que se le sumaba la voz y el decir particular del Yacaré y el virtuosismo hecho guitarra en las manos del Chango.

Por mucho tiempo, sus desapariciones fueron un agujero negro en el chamamé. Pero también fueron y son semillas que han germinado. Tanto es así que los hijos de algunos de ellos –como en el caso de Zitto y del Gringo– hoy son verdaderos herederos y cultores de una música que viene en los genes, en la sangre desde tiempos inmemoriales.

Hoy, a 22 años de sus ausencias, se los sigue recordando y como corresponde son homenajeados con festivales musiqueros.

Esta noche, desde las 21, el complejo cultural Guido Miranda, en Resistencia, recordará a Zitto Segovia a través de Enrique Llopis, Antonio Tarragó Ros, Joselo Schuap y su hijo Lucas, entre otros.
En tanto que en Mercedes, desde anoche se rendía tributo a los hermanos Sheridan. En la plazoleta que lleva sus nombres, se realizó una vigilia chamamecera.