Martes, 19 de Noviembre 2019 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

PANU 16457 - UCR 15.831
El Partido Nuevo pasó a ser la primer fuerza de ECO en la Capital

El negocio político que tejió el gobernador Ricardo Colombi junto al presidente de la UCR Sergio Flinta dio su resultado. El Panu aportó tantos o más votos que la misma escuadra gobernante a la alianza de ECO, superándola, y donde la figura descollante fue Nora Nazar. El 9,92 % para el Panu y el 9,54 % fueron los votos que traccionó la mujer del hombre fuerte naranja, Tato Romero Feris. En senadores se notó el menor perfil en los nuevistas de los candidatos radicales: 9,66 % para la UCR y el 8,72 % aportó el Panu. Un trampolín  para que Olga Moralez Hanuch de Nazar pueda aspirar el 23 de Octubre a la concejalía naranja.
 Los guarismos, a pesar de ser fríos, arrojan lecturas calientes de una jornada donde el calor popular primó por sobre las estructuras, y donde la calidez de la figura emblemática de Nora se impuso a las obras municipales con aporte nacional, y a las acciones de gobierno.
 
Es que la cuota de humanidad que hacía falta ante tanto fárrago electoral la dio Nora, dentro de un esquema tejido con una visión amplia. Un tejido donde hubo que armonizar intereses pero donde también Ricardo Colombi supo valorar y sopesar el nivel de trabajo y perfiles que cada uno de los convocados a la alianza podían aportar. No se equivocó. Su intuición estuvo por encima de los esquemas que le acercaron las consultoras y echó por tierra las aspiraciones de una vetusta dirigencia justicialista de alzarse con el bastión naranja que en el fondo es la Capital.

“Cuando Tato y Nora salen a  caminar, la gente se transforma, y es como que se identifican fácilmente con ellos”, decía un periodista conocedor de varias lides electorales en una particular ciudad que tiene muy clara memoria de la gestión de Tato, Ruben Casco y Nora Nazar.

Todos esas figuras confluyeron en el imaginario de una gran parte del electorado, que prefirió confiar en la bueno conocido, antes que en lo por conocer, sabiendo que también hubo un costado malo al que rechazó tácitamente.

Muchas podrán ser las lecturas, y se querrán asociar gestión de gobiernos a las figuras y al resultado, y si bien todo coadyuvó a la proyección de unos y a la caída de otros, aún frenada por algunas de esas gestiones, el corazón de un pueblo sigue latiendo manteniendo viva una llama que quedó encendida en los  corazones, no en fríos discursos.

Ello marcará de ahora en más un derrotero que es el verdadero espíritu tenaz  y de “aguante” que caracteriza al correntino, y que esa pequeña mujer, sufrida en carne propia, supo encarnar. 

He aquí el comunicado dado a conocer por el PANU:

El Panu aportó tantos o más votos que la misma escuadra gobernante a la alianza de ECO, superándola, donde la figura descollante fue Nora Nazar. El 9,92 % fue para el Panu y el 9,54 % para la Unión Cívica Radical. El peso político del líder naranja, Tato Romero Feris se hizo sentir a partir de la cuota de poder que los votantes confiaron al Panu. Un trampolín para que Olga Moralez Hanuch de Nazar pueda aspirar el 23 de Octubre a la concejalía naranja.

Los guarismos, a pesar de ser fríos, arrojan lecturas calientes de una jornada donde el calor popular primó por sobre las estructuras, y donde la calidez de la figura emblemática de Nora se impuso a las obras municipales con aporte nacional, y a las acciones de gobierno en general. Ello sin desmercer a los demás candidatos de la alianza que también pudieron aportar desde otras boletas a la figura de Nora, por lo que el Partido Nuevo expresa su agradecimiento.

Es por ello que el Partido Nuevo no cree que su aporte haya sido causal. Son los votos de la gente que confía y recuerda las gestiones de Tato, de Rubén Casco y de Nora, y aspira a que esa forma de trabajo cerca de ella se repita. Hoy el PANU quiere ser partícipe de las transformaciones que la ciudad y la provincia necesitan, en principio bajo la premisa de la integración, de una relación madura en lo institucional, y de un trabajo mancomunado de todos los sectores de gobierno.

El mensaje de las urnas es parte de la recepción que tuve el mensaje que siempre transmitió el Partido Nuevo: proyección regional, integración nacional y por sobre todas las cosas, acciones cerca de la gente, con un lado social por encima de las grandes estructuras.

El Partido Nuevo renueva su compromiso con los correntinos, y se pone al frente de la responsabilidad de colaborar en ese ideario. En la Capital al ser la mayor fuerza política opositora, pondrá todas las energías ´para que se transforme en representaciones dentro del Concejo Deliberante, oxigenando una oposición que debe ser constructiva y representativa de quienes esperan aportes por encima de desencuentros.

El Panu está vivo, y vale más que nunca la frase que nos identificó en los más duros momentos: "JAMÁS PERMITAS QUE SE APAGUE LA LLAMA".