Miércoles, 22 de Mayo 2019 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

EN TWITTER
Aníbal Fernández justifica la compra de zapatos de Cristina

En un artículo publicado en Twitter, Aníbal Fernández salió a fustigar a tambor batiente informaciones dadas a conocer por el diario sensacionalista New York Post sobre las excentricidades de algunos de los mandatarios que asistieron a la Asamblea de las Naciones Unidas y, de paso, criticó con dureza a los medios nacionales que, desde sus portales, mencionaron la información.
 
En esa nómina de dignatarios mundiales aficionados a las vidrieras, aparece Cristina Kirchner a quien el rotativo, propiedad de Rupert Murdoch, le adjudica la compra de nada menos que 20 pares de zapatos de la casa Christian Louboutin, que vende sus exquisitos calzados a ricos y famosos.

Según el New York Post, Kirchner pagó alrededor de 5.000 dólares por cada par de zapatos. A los que también habría sumado -siempre en la versión del NYP- su otra debilidad, que son las carteras de marca. El diario dedicado a los escándalos no aporta grandes novedades sobre la ya conocida atracción de Cristina por el sofisticado y exclusivo mundo de la moda de alta gama. Aunque el jefe de Ministros se encargó de potenciarlo al llevar la cuestión a Twitter en un artículo escrito en su habitual tono, del que se pueden rescatar algunos párrafos.

Dice que el "diario amarillista de chismes de peluquería" publicó un artículo sobre la Asamblea de las Naciones Unidas "donde no refiere a diplomacia internacional". Afirma el ministro en su artículo, que la nota del diario de NY "se dedica a agraviar y a cuestionar a líderes de países como Arabia Saudita, Qatar, Marruecos, Nigeria, Palestina… y Argentina. Según la nota, los presidentes de estos países parecerían no haber visitado jamás un hotel 5 estrellas o una ciudad con vidrieras y se encontrarían deslumbrados ante el lujo exhibido en la Gran Manzana".

Y tras algunas consideraciones sobre las dudosas cualidades del rotativo de Murdoch, Fernández entra en el verdadero tema: "el New York Post puede escribir lo que quiera... el tema es cuando los propios argentinos empiezan a repetir estas pelotudeces… Cuando diarios serios, republicanos, tribunas de doctrina nacionales comienzan a tomar como fuente semejante nota baja de toda bajeza y sin la menor credibilidad, bueno muchachos, estamos en problemas"…

Y más adelante el ministro de mistros puantualiza que "si el eje no es el reclamo de nuestra Presidenta por nuestra soberanía, las Islas Mavinas, AMIA/IRAN, la reformulación de los organismos financieros, el Consejo de Seguridad de la ONU, los fondos especulativos que tanto daño han hecho a nuestra economía, sino los zapatos de los que habla un pasquín amarillista de cuarta, muchachos, estamos verdaderamente en problemas".

Cierra la nota Fernández: "Al final a uno no le queda otra que preguntarse…: si tanto les interesa el tema ¿No será porque
algunos de estos afamados morirían por calzarse ese tipo de tacos aguja?" Para los que leyeron el artículo de Fernández en la red, también habrá quedado una pregunta: "Al final, ¿Compró o no Cristina los zapatos?

Buenos Aires, NA.