Viernes, 19 de Julio 2019 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

DURA RESPUESTA DEL PADRE
Para Carrió el juez Ramos Padilla "ya está muerto"

El juez Carlos Rozanski denunció la amenaza de muerte lanzada por la referente de la Coalición Cívica contra el juez que investiga el montaje de una red de espionaje ilegal en la que podría estar involucrada Carrió.Salpicada por la causa que investiga el montaje de una red de espionaje ilegal, la diputada nacional Elisa Carrió, no dudó en lanzar una amenaza contra el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla.
 
Ante sus acólitos reunidos en el Instituto Hannah Arendt, Carrió lanzó que Ramos Padilla "ya está muerto" y que "sólo falta que entre en el depósito".

El ex juez de Cámara Federal Carlos Rozanski advirtió en cuenta de Twitter acerca de la amenaza de la diputada vinculada al falso abogado Marcelo D'Alessio. "La diputada Elisa Carrió, anunció públicamente la muerte del juez Ramos Padilla. Dijo que 'ya está muerto' y que sólo falta que 'entre a un depósito'.

El Código Penal, sanciona con prisión a quien amenaza y causa semejante alarma. Es muy grave. El Congreso Nacional debe actuar", advirtió Rozanski.
 
Quien no tardó en responder a la líder de la Coalición Cívica fue el padre del propio magistrado. Juan Ramos Padilla, a partir del tuit de Rozanski, escribió en su propia cuenta en esa red social. "A Carrio le digo. Estás hablando de mi hijo. Sin embargo no te contesto ya lo hicieron RAUL ALFONSIN Y ALFREDO BRAVO y sabes bien lo que pensaban de vos".

Se refería a las duras críticas que el ex mandatario le dedicó en un mitin radical celebrado en Paraná. Allí Alfonsín aseguró que Carrió era "enemiga de la Unión Cívica Radical, de lo peor que se pueda pedir en cuanto a enemigo porque es hipócrita".
 
El ex mandatario también la trató de antidemocrática y no dudó en señalar que le faltaba "estabilidad emocional".

Juan Ramos Padilla, entre 1986 y 1988, cuando ejerció como juez federal del Juzgado Federal de Morón, declaró la inconstitucionalidad de las leyes de obediencia debida y punto final, y restituyó a menores apropiados durante la dictadura a sus familias. También fue abogado de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).