Martes, 15 de Octubre 2019 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

SUPUESTO IDEÓLOGO DEL SECUESTRO
Cautela tras los dichos de Rodolfo “El Ruso” Lohrmann por la desaparición de Schaerer

El entorno de la familia Schaerer se mostró indig­nada por la publicación en la que Rodolfo Lohrmann Kenz se refiere a los deli­tos por los que aún debe presentarse ante la Justicia argentina y hace referencia al secuestro del estudiante Cristian Schaerer, en 2003.“Quiere construir una novela de sí mismo. Busca mostrarse como el nuevo ‘señor del mal’ creando un personaje”, dijo a NORTE de Corrientes uno de los familiares del joven que es buscado desde 2003, cuan­do fue raptado en el barrio Las Tejas de la ciudad de Co­rrientes.

Desde aquel 21 de sep­tiembre, “El Ruso” Lohr­mann Kenz era buscado y se había emitido un pedido de captura nacional e in­ternacional. Ofrecían por él US$100.000.

Finalmente, el entrerriano de 54 años fue apresado en Portugal acusado de haber atracado bancos y camiones blindados, por haber esca­pado de una cárcel de Bulga­ria -donde había llegado por robos- y por lavar dinero.

El 21 de octubre del año pasado, Lohrmann fue con­denado a 18 años y diez me­ses de prisión en Portugal, mientras que José “El Potri­llo” Maidana, también bus­cado por el caso Schaerer y cómplice de Lohrmann por los robos a bancos en Eu­ropa, recibió la pena de 18 años de prisión por robos violentos a bancos perpe­trados las ciudades portu­guesas de Odivelas y Cascais entre 2014 y 2016.

Desde su lugar de cautive­rio, esta semana Lohrmann escribió una carta dirigida a un diario de la Ciudad Autó­noma de Buenos Aires don­de respondió preguntas con relación a las acusaciones en su contra y su pasado delic­tivo.

Respecto del secuestro del estudiante correntino, contó que a finales de la dé­cada del 90 perpetraba ro­bos bancarios en países de Sudamérica, pero regresó a la Argentina en 2002. “Es­taba todo mal en el país. No había dinero con eso del co­rralito y todo el mundo tenía sus ahorros en la casa. Cómo sacárselo era la pregunta del millón”, relató.

La alternativa que eligió fue atacar a familias con po­der adquisitivo. “Entonces me armé una banda para hacer secuestros y así em­pezó todo otra vez haciendo líos por todos lados. Y cada vez más ruidos hasta que pasó lo que tú debes haber escuchado. De la acusación que me hacen del caso de Cristian Schaerer no te puedo decir nada”, dice el texto enviado a un pe­riodista del diario Clarín.

Luego de haber sido de­tenido en Europa, el fiscal Flavio Ferrini y el ahora ex magistrado Carlos Soto Dávila dialogaron con él en la cárcel de Monsanto. “Cuando vinieron a visitar­me el juez federal, el fiscal y el fiscal general de la Repú­blica, no declaré.

Hablamos de la vida, de todo un poco, pero cuando me quisieron interrogar, dije que no iba a hablar. Me ofrecieron arre­glos de todo tipo, protección y todo lo que ya conoces de la ley del arrepentido. Y una condena menor a la mitad de la que me correspondería si declaraba pero me negué a hacerlo”, relató.

Sostuvo que prefiere evi­tar referirse a la causa por­que aún existen procesos ju­diciales en trámite respecto de la causa, pero ‘”lo único que te digo es que a todo este lío lo armó un caño largo arrepentido que no aguantó la presión del zapato que le apretó el pie.

Y para limpiar su culo hizo condenar a 25 años a todo el mundo ti­rándole mierda a los demás. Contó mentiras y metió en la bolsa a mujeres, niños, abuelas, estudiantes”, sos­tuvo. Y respeto de esto agre­gó que “hay como 15 perso­nas inocentes para cuando en esos trabajos no partici­pan más de 4 o 5 personas.

A la mayoría le dieron 25 años y yo sé que me espera lo mismo. A su debido tiempo te voy a ir contando cómo va a correr todo esto y terminar este cuento. Por carta solo podemos hablar bien sobre mis delitos prescriptos o los que ya no tengo que pagar”, aclaró. Dijo también que quiere ser extraditado.