Jueves, 09 de Julio 2020 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

MÁS DE 28.600 MUERTOS
Inédita protesta contra el gobierno español por la gestión en la emergencia

Centenares de personas salieron con sus vehículos en las capitales de pro­vincia de españa al grito de “¡liber­tad!” Y “gobierno dimisión”. 
Con la bandera española como estandarte miles de simpatizantes del partido de extrema derecha Vox se lanzaron ayer en coches y motos a las calles en las principales ciudades de Es­paña para protestar en ca­ravana contra el gobierno progresista de Pedro Sán­chez por su gestión de la crisis del coronavirus.

La primera movilización de este tipo coordinada a nivel nacional por Vox lle­ga en medio del proceso de desconfinamiento de la po­blación iniciado hace dos semanas una vez controla­do el brote local de corona­virus, que hasta el momento dejó más de 28.600 muertos en el país.

Emulando las protesta “trumpistas” que tuvieron lugar en Estados Unidos para pedir el levantamien­to del confinamiento, cen­tenares de personas, en su mayoría con el barbijo puesto, salieren con sus vehículos en las capitales de provincia de España al grito de “¡Libertad!” y “Go­bierno dimisión”.

La arenga incluyó las acusaciones re­currentes del argumentario de extrema derecha, repe­tido por los militantes, que advierten de las supuestas intenciones “totalitarias y sectarias” del go­bierno español, al que califican de “so­cialcomunista”.

Con su convoca­toria a nivel nacio­nal, Vox buscó capitalizar el incipiente descontento que con los días se fue ex­tendiendo a otros barrios y ciudades, principalmente entre seguidores de la de­recha y extrema derecha, arrebatándole la iniciativa al conservador PP, y princi­pal fuerza opositora al go­bierno. 

En las calles de Barcelona, al paso de los manifestan­tes, se produjeron enfrenta­mientos verbales y momen­tos de gran crispación entre los seguidores de Vox. El presidente Sánchez, por su parte, evitó confrontar con los simpatizantes de Vox: “Son libres de movilizarse como consideren oportuno, siempre que se respeten los criterios de las autoridades sanitarias”, aseguró. 

El líder socialista tam­bién negó que se haya pro­ducido un incremento de la tensión social por la crisis del coronavirus y destacó que “los mensajes de odio e ira son minoritarios” en España, después de que al­gunos funcionarios de su gobierno, entre ellos el vi­cepresidente Pablo Iglesias, hayan sido blanco de es­craches de militantes de la ultraderecha