Martes, 15 de Octubre 2019 | CORRIENTES
Temperatura: °C
Humedad: %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

CASO FLORENCIA SILVA
Pruebas incriminarían más a Nadia Pértile

Los cargos que pesan sobre Nadia Pértile y Roque Gauto son cada vez más contundentes, de tal manera que la única estrategia que le queda a la defensa de la mujer acusada de asesinar  a Florencia Silva y de herir gravemente a Marcelo Silva, es la de prolongar la llegada al juicio con chicanas jurídicas.
Todo requerimiento de la querella o la fiscalía es objetada por el defensor de Pértile. Ésta gozaría de algunos favores especiales ante las demás presas del Pelletier, y ha entablado relaciones estrechas con sus custodias.

Los mensajes del celular de Pértile revelados a la prensa de momentos antes de cometer el homicidio, la incriminarían fuertemente de la mano de su amante Roque Gauto, de tal manera que se develaría la secuencia perfecta del golpe hasta el momento de la huída de Gauto.

"Después de lo de Violeta (Fabianni) vamos a hacer nuestra cabaña, mi amor", dice uno de ellos. Otro mensaje enviado minutos antes de la tragedia desde el celular de Gauto directamente reza "te estoy llevando el arma", con lo cual no queda más contundencia que acompañar con las imágenes con la que cuentan los investigadores ddel momento del encuentro de los implicados y la entrega de un bulto de uno al otro.

Pero lo que más llama la atención, es la actitud de Gauto, quien desapareció de la escena con la misma Pértile y luego de dejarla a  dos cuadras, se llevó a su mujer y su hija por varios días. Esa mujer apareció semanas después en la casa conyugal sin que nadie aún la abordara para que declare y cuente adónde fue con su esposo y donde lo dejó.

Mientras tanto, a cada requisitoria de pericias y pruebas, hay un pedido del abogado defensor de Pértile que termina frenando la investigación, en una estrategia de dilatar y ganar tiempo, obstruyendo la búsqueda rápida de lo ocurrido.

Nadia por su parte y luego de protagonizar algunos escándalos en su celda del Instituto Pelletier, ahora habría entablado una estrecha relación con sus custodias, mujeres que se encargan de atender las necesidades  de las internas.