Jueves, 24 de Abril 2014 | CORRIENTES
Temperatura: 18 °C
Humedad: 88 %
Buscar:
contacto
rss
facebook
Altura Rios

VIOLENCIA EN LA CALLE
Crimen en Loma Linda: el colombiano dijo que con Silva tenía problemas por dinero

El hombre de nacionalidad colombiana que mató de seis balazos a un albañil argentino en el barrio Loma Linda de la capital correntina dijo ante la Policía que entre ambos existía una disputa nacida meses antes, supuestamente a raíz de “un problema de dinero”. Luego de ser apresado John Jairo Orrego Zamora, de 37 años, intentó justificar su acción criminal diciendo que al cruzarse con su víctima en la vía pública se produjo un altercado con agresiones mutuas. El extranjero que mató de seis tiros a un albañil manifestó que fue una casualidad el encuentro en la vía pública con su “enemigo”, con quien existía “un problema de dinero”. Y que supuestamente existió una mutua agresión. Para la Policía el caso está resuelto. El caso, para los investigadores, está completamente esclarecido. “El presunto autor permanece a disposición de la Justicia; ha sido secuestrada el arma de fuego utilizada en el hecho y de acuerdo a testimonio de testigos no hubo otra persona involucrada en el crimen”, señaló una fuente cercana a la pesquisa. “Fui a la casa de unos amigos (en Güemes y Larrea); andaba en moto y me encontré con él sólo de casualidad. Hay un problema de plata; me debía 600 pesos que me sacó. Sí que lo conocía. (El) también tenía su arma”, habría dicho el extranjero al momento de ser localizado y apresado, horas después del asesinato. Para los investigadores no hay dudas de que la causa se enmarca en un presunto “ajuste de cuentas”, aunque tal hipótesis la niegan los familiares de Ramón Hugo Silva, de 27 años, el albañil ultimado con los impactos de bala a quemarropa. Carmen Silva, hermana de Ramón, dijo que su ser querido no debía dinero porque tenía trabajo y aparte hacía changas para poder solventar los gastos de la familia, por ende no necesitaba pedirle plata a nadie. “Yo sé que la vida de mi hermano no me la pueden devolver, pero lo que sí sé es que se va a hacer justicia, esto no puede quedar así”, agregó la mujer. El colombiano detenido llegó a la Argentina hace algunos años en calidad de turista y estaba registrado en las oficinas de Migraciones. Después de matar a Silva a las 23:30 del martes, Orrego Zamora buscó refugio en dos viviendas de los barrios Concepción (habitada por connacionales) y Universitario (donde reside su pareja). El homicida fue atrapado a la 1:30 del miércoles en avenida Independencia al 4100, tras de visitar a su novia. Se había bañado, cambiado de ropas y en un pequeño bolso transportaba prendas de vestir, crema dental, un cepillo, un pote de shampoo, un desodorante, una cédula de identidad y el pasaporte. No tenía armas. Durante allanamientos realizados el miércoles en la casa del barrio Concepción secuestraron la motocicleta que había utilizado para escapar del escenario del crimen. Se trata de una Yamaha YBR 125 negra, a la cual dejó en la parte trasera del inmueble, entre objetos en desuso. Mientras en la casa del barrio Universitario encontraron una pistola calibre 9 milímetros (usada en la agresión) y un revólver calibre 32, armas tapadas con tierra en un cantero. La causa fue caratulada como “homicidio” y el colombiano imputado permanecía encerrado en una celda de la comisaría Octava.